CAPP visita Jefe de la Policia

El presidente del Centro de Análisis para Políticas Publicas (CAPP) y el vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) respaldaron la propuesta del presidente del Tribunal Constitucional (TC), Milton Ray Guevara, de un pacto contra el crimen organizado, que crearía el marco jurídico y político para enfrentar con eficacia este flagelo.

Víctor (Ito) Bisonó y Servio Tulio Castaños coincidieron en precisar que se trata de una preocupación social que amerita la anuencia de todos los sectores que componen el Estado y el país.

Ambos ciudadanos visitaron el Palacio de la Policía en compañía del experto en seguridad de Chile y ex Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de ese país, Juan Emilio Cheyre, para reunirse con el jefe de la Policía, Manuel Castro Castillo, y conversar sobre las experiencias de Chile en ese sentido, y las necesidades del país, así como la reforma policial, y el proyecto de ley de armas, los cuales se encuentran en proceso en el Congreso Nacional. El Presidente del CAPP entiende que cuando hay justicia la seguridad se transmite a toda la sociedad, principalmente el respeto a las leyes. “Yo creo que es un tema de políticas públicas del Estado, más que un pacto que no se puede quedar en blanco y negro, tiene que haber la disponibilidad de los actores políticos, los presupuestos de las instituciones como la Policía, como la justicia”, puntualizó.

Insistió en que la idea debe materializarse y transcender con el fin de ser más que un gran acuerdo, “que no sea de un período de Gobierno, que no sea de una gestión, de un jefe de la Policía, que sea un compromiso país”.

Mientras, el representante de la Finjus dijo que se trata de una preocupación de todo el país, porque es una realidad que refleja el desbordamiento de los niveles de seguridad. “Todos lo estamos viendo a diario. Aquí lo que se trata es de ver en qué forma nosotros podemos fortalecer las instituciones que deben velar y dar respuesta al fenómeno de la inseguridad”, agregó.

Aunque admitió que los niveles de victimización han bajado, indica que la modalidad del crimen cambió y “parecería que vamos a tener que diseñar una  políticas y programas  que contribuyan al éxito para darle una respuesta al fenómeno de la seguridad ciudadana”.