Islandia va a elecciones

Como resultado de la información divulgada en los Panama Papers, la República de Islandia irá a elecciones generales este sábado 29 de Octubre. En ellas, no participará Sigmundur Davíð Gunnlaugsson como líder del oficialista Partido Progresista, quien renunciara en Abril de este año al aparecer su nombre en la lista de personalidades políticas con cuentas off-shore y fue sucedido en esta posición y la de Primer Ministro islandés por Sigurður Ingi Jóhannsson. Las encuestas pre-electorales no vislumbran un resultado muy optimo para este partido que encabeza la coalición gobernante desde 2013 cuando logró el 24.4% de los votos y 19 curules en el Althing islandés por lo que su meta principal en estos comicios será la de mantenerse como fuerza decisoria en la formación de gobierno. Mientras tanto, su compañero de coalición, el Partido Independencia, liderado por el Ministro de Hacienda, Bjarni Benediktsson, que empató con los progresistas en 2013 logrando 19 curules, pelea por el primer lugar y lo que pudiese ser un complicado proceso de investidura. Su principal rival según las encuestas es el Partido Pirata, compuesto principalmente por promotores de democracia directa y activistas de internet que han sido beneficiarios de la caída experimentada por otros partidos. Desde CAPP, estuvimos conversando con Hilmar Freyr Kristinsson del Partido Independencia sobre estas elecciones a quien agradecemos por informarnos desde Reykjavik.

CAPP: ¿Como evaluarías el gobierno de coalición entre los partidos Progresista e Independencia?

HFK: El gobierno de coalición ha hecho un gran trabajo para conseguir que Islandia se pusiera de nuevo en pie. La reactivación de la economía no fue fácil, teníamos un déficit de 14,3 mil millones de coronas islandesas y nos encontrábamos masivamente endeudados. Y ahora la deuda pública ha disminuido de alrededor del 100% del Producto Interno Bruto (PIB) a 60% mientras tenemos tenemos un superávit presupuestario de 408 mil millones de coronas islandesas. El crecimiento en el PIB también ha gozado de buena salud y era de 4% el año pasado. El gobierno supervisó el proyecto más grande de la historia de Islandia, que fue el levantamiento de los controles de capital, sólo 8 años después de su instalación, para proteger la corona islandesa.

CAPP: ¿Se puede atribuir el auge del Partido Pirata mayormente a los Panama Papers o hay mayor contexto en explicación a esto?

HFK: La popularidad del Partido Pirata en Islandia es mayormente debido a la agravación de los votantes con el estatus quo político. La gente ha sentido que los piratas simbolizan algo nuevo, alternativo a lo viejo, cuando lo cierto es que han sido revelados como sencillamente otro partido de izquierda que aboga por mayores impuestos e intervención estatal.

CAPP: ¿Cuales serían algunas vías para la formación de gobierno tras la elección y lo que todo indica será un parlamento bastante fraccionado?

HFK: Si los números de las encuestas aciertan, podríamos tener 7 partidos en el parlamento lo que es muy inusual en Islandia donde generalmente el máximo es de 5 partidos. Ha habido conversaciones entre 4 partidos opositores en busca de formar gobierno en caso de que lograsen una mayoría de curules. Estos son el Social Demócrata, la Izquierda Verde, Futuro Brillante y los Piratas. Nunca un gobierno islandés ha estado compuesto por tantos partidos y pongo en duda la posibilidad de que un gobierno así pueda funcionar mucho tiempo. Hay posibilidades de que el Partido Independencia forme gobierno en una coalición de 3 partidos pero todo dependerá de si logra el primer lugar en las votaciones y los demás partidos están dispuestos a intentar trabajar juntos.

CAPP: ¿Qué tan presente ha estado el tema de los Panama Papers durante la campaña electoral?

HFK: La verdad que no mucho. Al inicio, la prensa nacional buscó posicionar a los Panama Papers como tema principal de campaña pero el tema de mayor interés terminó siendo nuestro Sistema de Salud.

CAPP: ¿Cual dirías que es la mayor tarea que tendrá ante si el próximo gobierno islandés?

HFK: Asegurar que los peligros que se avecinan por el levantamiento del control de capitales no se materialicen y lograr sostener el crecimiento y recuperación que hemos llevado a cabo en los últimos años.